Tragedia de Putumayo, un evento de flujo torrencial.
Foto tomada de: vanguardia.com

Análisis de Riesgos Geológicos

Los Riesgos Geológicos son posibles situaciones de potenciales daños, como consecuencias de fenómenos naturales. Para comprender estos riesgos es necesario contar con los conocimientos de un Geólogo.
El propósito de realizar los análisis de riesgos geológicos, es reducir el impacto negativo de los procesos naturales sobre la vida de las personas y de sus bienes, e identificar factores como:

  • Severidad
  • magnitud e intensidad
  • frecuencia.

Los tipos de riesgos geológicos se clasifican en tres grupos:

  1. Los originados directamente por la dinámica de los procesos geológicos internos (volcanes, terremotos y tsunamis).
  2. Los que son derivados directamente de la dinámica de los procesos geológicos externos (inundaciones y movimientos gravitacionales).
  3. Los que son provocados por la intervención y modificación directa del ser humano, sobre la dinámica de diversos procesos geológicos naturales.

Todos los riesgos se estudian para establecer las causas, el alcance y evaluar el nivel de peligro. Estos conocimientos permiten realizar un orden adecuado de las actividades que se deben realizar en los territorios afectados por los diferentes fenómenos, allí se establecen medidas preventivas o correctivas para evitar y/o minimizar el riesgo.

Los daños que pueden generar los riesgos inducidos son los incendios forestales, la desertización, contaminación hídrica, degradación del paisaje, agotamiento de los recursos ecológicos. Estos son algunos de los riesgos que pueden aparecer como resultado de la mala proyección, o del mal uso del territorio.

En la actualidad hay un factor que genera nuevos riesgos inducidos y es la urbanización masiva, no controlada y mal planificada.

Terremoto de magnitud 7, que sacudió a Turquía y Grecia en el año 2020. Foto tomada de: DW.com

Si identificas un caso de riesgo geológico ten en cuenta lo siguiente:

  • Mantente alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer.
  • Aléjate de puentes, postes eléctricos y zonas de desprendimiento.
  • Dirígete a lugares abiertos, trata de no correr por las calles y así no provocarás pánico a los demás.
  • Debes tener en casa botiquín de primeros auxilios que contenga: linterna, radio, pilas, un pito, alimentos no perecederos y agua embotellada.
  • Supervisa y refuerza si es necesario la estructura de la vivienda.
  • Mantén al día la vacunación de todos los miembros de la familia.

Suscríbete a nuestra comunidad

QUIERES SEGUIR APRENDIENDO MÁS

Visita nuestro blog y suscríbete a nuestra comunidad.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *